Reclamos de Cristo

  • ¿Por qué me llamáis «Señor, Señor», y no hacéis lo que digo? (Lc 6,43-49)Liturgia<📖> Apologética
    De la Liturgia de la Palabra.
    XXIII Sem. T. Ordinario
    Día de Ntra. Sra. de los Dolores.
    Fecha: 15 Septiembre de 2018

    Comentario: Al hacer memoria hoy de Nuestra Sra de los Dolores, los intensos dolores de Cristo y de su santa Madre, causados por nuestros crímenes y pecados, nos lanzan gritos de reclamo, porque mientras nos rasgamos las vestiduras llamándonos cristianos, o evangélicos, o católicos, le desobedecemos y vivimos en rebelión hacia Él y hacia su Esposa, la Iglesia (cf. Ef 5, 23-29; Ap 21, 7)

    🔹 Por falsas “CENAS DEL SEÑOR”

    A muchos, porque no dicen ‘AMÉN’ a participar en la Eucaristía y a comer su Cuerpo y su Sangre, y van y se inventan sus propias “cenas del señor” al margen de sus ministros legítimos y de su sacrificio perpetuo de la Última Cena. A ellos, por medio de San Pablo, les reclama y confronta:

    “Os hablo como a prudentes. Juzgad vosotros lo que digo. La copa de bendición que bendecimos ¿no es acaso comunión con la sangre de Cristo? Y el pan que partimos ¿no es comunión con el cuerpo de Cristo?. Porque aun siendo muchos, un solo pan y un solo cuerpo somos, pues todos participamos de un solo pan.” (1Cor 10, 15-17)

    🔹 Por mezclar su fe con la BRUJERÍA Y LA HECHICERÍA

    ” Los paganos ofrecen sus sacrificios a los demonios, no a Dios, y no quiero que os unáis a los demonios. No podéis beber de las dos copas, de la del Señor y de la de los demonios. No podéis participar de las dos mesas, de la del Señor y de la de los demonios. ¿Vamos a provocar al Señor? ¿Es que somos más fuertes que él?” (1Cor 10, 18-22)

    Aún así, a pesar de su grave transgresión, con paciencia y bondad, les trata de proteger y les dice:

    “Todo es lícito, mas no todo es conveniente. Todo es lícito, mas no todo edifica.” (1Cor 10, 23)

    🔹 Por las FALSAS IGLESIAS y FALSOS PASTORES

    Porque habiéndonos dado Él mismo, ejemplo de humildad y de obediencia hasta el extremo, y habiendo establecido Él mismo por todos los siglos, una y única Iglesia con su vicario en la tierra (cf. Mt 16, 17-19; Jn 21, 15-17), junto al resto de los apóstoles que Él mismo eligió, dándoles toda plenitud de poder para atar y desatar los pecados de los hombres (Jn 20, 21-22), muchos se autoproclaman sus representantes directos y únicos en la tierra, no dan testimonio de reconocer y confesar sus pecados (cf. Hch 19,18; 1Jn 1, 4-10), no aceptan autoridad alguna sobre ellos, a pesar de que en las Sagradas Escrituras con bondad y claridad se lo exige (cf. Hb 13, 7-9)

    🔹 Por el ABUSO A MENORES y la PRIVACIÓN DEL BAUTISMO A LOS NIÑOS

    Porque él nos advirtió:, “Al que escandalice a uno de estos pequeños que creen en mí, más le vale que le cuelguen al cuello una de esas piedras de molino que mueven los asnos y los lancen al fondo del mar” (Mt 18,6; Mc 9,42). Sin embargo, hemos perdido el temor al Señor, y se ha llegado al horrendo mal de abusar sexualmente de ellos (ojo, mucho más en pastores protestantes que en pastores católicos) y de violarles su santo y sagrado derecho de ser bautizados (sólo los pastores protestantes), siendo que es un mandato de Dios para que ellos gocen de ser sus hijos, participen de su alianza (cf. Gn 17, 12; Lc 2,21; Mt 28, 18-20) y sean herederos de su promesa (cf. Gal 3, 27-29)

    Preguntas para compartir:

    1) ¿Por qué a los seres humanos nos es tan difícil cargar con la cruz de la obediencia a Dios y a sus legítimos ministros?

    2) ¿En qué te ayudó esta publicación a proteger y fortalecer tu fe?

    Elaborada por:
    Pbro. Héctor Pernía, mfc.

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *