Categoría: Medicinas para la Fe (Español)

Medicinas para la fe

ACUSAN A DIOS
Y AL CRISTIANISMO
DE CULPAR A LAS VÍCTIMAS
EN CASOS DE ABORTO.

Toman de la Biblia Dt 22,23-24 y alteran el pasaje bíblico para hacer esa acusación escribiéndolo o diciendo así:  “La violación es un crimen en contra del esposo. Las mujeres que no griten lo suficiente duro para ser escuchadas mientras son violadas deben ser matadas”. Ahora veamos en la traducción de la Biblia de Jerusalén lo que realmente dice el pasaje: “Si una joven está prometida en matrimonio a un hombre, y otro hombre la encuentra en la ciudad y se acuesta con ella, los llevarán a los dos y los apedrearán hasta que mueran:  la joven porque no gritó y no pidió ayuda, estando en la ciudad, y el  hombre, porque deshonró a la mujer de su prójimo. Así harás desaparecer el mal de en medio de ti”.

Se supone que si no gritó pidiendo auxilio fue porque no fue violación sino que hubo cooperación de ella en el adulterio. Y respecto a apedrear a las mujeres por el pecado de adulterio, fue una norma del  Antiguo Testamento que Jesucristo anuló cuando le presentaron un caso semejante. A los acusadores los confrontó diciendo: “aquél de ustedes que esté sin pecado que lance la primera piedra” (Jn 8,7). Quienes la iban a apedrear se fueron, y Jesús le dijo a la mujer: “Tampoco yo te condeno. Vete y en adelante no vuelvas a pecar” (Jn 8,8-10).

La gran mayoría de las personas saben que el aborto es quitarle la vida a un ser humano. Incluso muchos abortistas admiten esta verdad y por lo tanto, han dejado de defender la idea de que el aborto es solo destruir un”grupo de células” y la han cambiado por el siguiente reclamo:  “Los derechos y necesidades de la mujer son más importantes que los derechos de un feto”. Estas personas han endurecido su corazón hacia el “feto”. Biológicamente, pueden aceptar que sea un ser humano, pero están convencidos que el niño no-nacido es menos importante que la mujer. Cualquier información que se presente, no los hará cambiar su posición.

La lucha de los abortistas está enfocada totalmente hacia la mujer. Por lo tanto, la única manera de luchar contra ellos, es enfocar los esfuerzos pro-vida hacia la mujer. Es necesario cambiar el debate del aborto y discutir sobre su mismo punto de fuerza: los intereses de la mujer, se deben concentrar todos los esfuerzos pro-vida en probar que la razón para hacer legal el aborto es falsa, el aborto no es seguro. El decir que “el aborto es seguro” es la razón más fuerte de los abortistas.

El aborto lastima a la mujer. En muchos casos, ocasiona un daño irreparable a la función reproductiva de la mujer. En los últimos diez años, se ha comprobado que tiene graves daños psicológicos y emocionales.

En muchos casos, el trauma post-aborto es psicológicamente devastador, afectando sus relaciones familiares, amistades e incluso laborales.

En un estudio realizado sobre pacientes post-aborto a sólo 8 semanas de haber abortado, los investigadores hallaron que el 44 % se quejaba de trastornos nerviosos, el 36 % había sufrido alteraciones del sueño, el 31 % tenía arrepentimientos por la decisión tomada y al 11 % le habían sido prescritos fármacos psicotrópicos por su médico de cabecera.  Un estudio retrospectivo que abarcaba un período de cinco años en dos provincias canadienses detectó que el recurso a los servicios médicos y psiquiátricos era sensiblemente mayor entre mujeres que habían abortado. Lo más revelador fue la conclusión a la que se llegó, según la cual el 25 % de mujeres que habían abortado visitaban a los psiquiatras frente al 3 % del grupo de control [ 3 % of the control group ].  Las mujeres que han abortado tienen bastantes más probabilidades que otras de requerir el ingreso posterior en un hospital psiquiátrico. Adolescentes, mujeres separadas o divorciadas, y aquéllas en cuya historia clínica figura más de un aborto encaran un riesgo especialmente alto.

_._

Para compartir en tu grupo de Oración y Fraternidad

¿Haces charlas sobre el aborto y sus terribles consecuencias?

._._

Elaborado por:
Claret Castro, mfc.

Fuente:
Guía Bíblica HF  VI Edición. Pág. 209  P. Héctor Pernía

El aborto también daña a la mujer-ACI Prensa

https://www.aciprensa.com › … › Aborto › Artículos para reflexionar

Fecha:
Jueves 05 de Julio del 2.018

Medicinas para la fe

ORIGEN Y FUNDAMENTO
TEOLÓGICO DE LA RENOVACIÓN
CARISMÁTICA CATÓLICA

En esta medicina se presenta de una manera simplificada el origen y fundamentos teológicos de la Renovación Carismática Católica y lo que han dicho los Pontífices de la misma.

1. Origen: la Renovación Carismática Católica es un movimiento de oración y alabanza usualmente estructurado como movimiento apostólico. Proviene históricamente del movimiento carismático pentecostal, reginado a partir del Concilio Vaticano II, y más tarde fue acogido por la Iglesia Católica. Por eso podemos decir, que la Renovación Carismática Católica está unida al Concilio Vaticano II y al papel que en él se asigna a los laicos dentro de la Iglesia. Dicho concilio en 1961 lo convocó San Juan XXIII orando así al Espíritu Santo: “Renovad en nuestra época, como en un nuevo pentecostés, vuestras maravillas…” Pablo VI designó a Leo Josef Suenens, uno de los moderadores del Concilio Vaticano II, como su representante en la Renovación Carismática Católica, identificado profundamente con ella, este cardenal belga y sus escritos oficiaron como guía y soporte eclesial e inicial del movimiento.
El 18 de febrero de 1967, treinta estudiantes y profesores de la universidad Duquesne en Pensilvania, hacían un retiro espiritual para profundizar en la fuerza del Espíritu, dentro de la Iglesia primitiva, ausente en el cristianismo que ellos veían languidecer. Esta experiencia tuvo un éxito sorprendente. La experiencia de la efusión del Espíritu se repitió en las universidades de Notre-Dame, en South Bend, Indiana, y en Michigan.

Con vitalidad sorprendente, la Renovación Carismática Católica se ha difundido por todo el mundo, alcanzando en la Iglesia Católica la cifra de 72 millones. La Renovación Carismática fue aceptada por la Iglesia Católica como movimiento apostólico en el año 1973, bajo el pontificado de Pablo VI.

La misión de la Renovación Carismática Católica es hacer presente hoy en el mundo la experiencia de Pentecostés. Confirma así su vocación de servicio a la Iglesia, que fue enriquecida con el carisma del Espíritu desde su nacimiento en el cenáculo.

2. La base teológica de la Renovación Carismática Católica, está en el misterio Trinitario y, particularmente en el conocimiento progresivo de la persona del Espíritu Santo y en su acción insustituible e interrumpida en la Iglesia y en cada uno de nosotros. Pero la Renovación no se centra exclusivamente en el Espíritu Santo, minimizando la acción del Padre y de Jesús. Muy al contrario, el Espíritu Santo es quien da al cristiano testimonio de Jesús (cf. Jn 15,26) y quien lo capacita para que sea testigo de su resurrección. Pues, los textos bíblicos nos dice: nadie ha visto al Padre jamás (cf. Jn 1,18), ni podrá verlo en esta vida, porque habita en una luz inaccesible (cf. 1tim 6,16; 1Jn 4, 12-20). Sólo el hijo ha visto y ha escuchado al Padre (cf. Jn. 6,46). Él es el testigo del Padre… Jesús nos dio testimonio del Padre y el que ha visto, oído y tocado a Jesús tiene acceso al Padre (cf. 1Jn 1,1-3). Después de la ascensión de Jesús al Padre ya no podemos verlo, ni escucharlo personalmente. Pero nos ha enviado a su Espíritu que nos recuerda todo lo que hizo y dijo y lo que los discípulos han visto y oído (cf. Jn 14,26; 16,13). No tenemos pues acceso al Padre por Cristo sino en el mismo Espíritu (cf. Ef. 2,18). Precisamente uno de los frutos de la Renovación es la proclamación alegre que muchos están haciendo de un Jesús vivo: “Constituido Señor y Cristo por Dios…”(hch 2,36) y a quien están siguiendo con gozo pascual.

Lo que hemos dicho hasta ahora sobre los fundamentos teológicos de la Renovación, significa evidentemente que no aporta nada substancialmente nuevo a la Iglesia. Su importancia consiste en un aumento de conciencia y de disponibilidad para con los dones de Dios y su Iglesia, y es en este sentido como afecta actualmente a la vida cristiana contemporánea. Una serie de carismas que no se consideraban ya como eclesialmente estructurales; don de profecía, de curaciones, de lengua, de interpretación son ahora aceptados por un número creciente de cristianos como manifestaciones normales.

3. Lo que han dicho los Papas de la Renovación Carismática Católica.
-Pablo VI: en el segundo congreso carismático internacional en la basílica del Vaticano, 17 de mayo de 1775 (solemnidad de Pentecostés) dijo: “estoy convencido que este movimiento es un signo de su acción (del Espíritu). El mundo está en mucha necesidad de esta acción del Espíritu Santo. Ahora ya veo este movimiento, esta actividad en todos lados…”
– Juan Pablo I: en el mensaje al concilio de la oficina internacional de la Renovación Carismática decía:  “por lo tanto, justamente, su movimiento pone particular atención a la acción, misteriosa, pero real, de que la tercera persona de la Santísima Trinidad juega en la vida de los cristianos…”
-San Juan Pablo II: en la primera audiencia de la Renovación Carismática Católica  italiana, 23 de noviembre de 1980, decía: “su reputación va por delante de ustedes, como esa de los queridos Filipenses, quienes auspiciaron al apóstol Pablo empezar su carta a ellos con un sentimiento que yo me deleito en hacer eco: Le doy gracias a mi Dios cada vez que pienso en ustedes…”
-El papa Benedicto XVI: en el discurso a los participantes en la reunión de renovación del Espíritu Santo en la plaza de San Pedro 26 de mayo del 2012 comienza su discurso con las siguientes palabras: “Con gran alegría os acojo con ocasión del cuadragésimo aniversario del nacimiento de la renovación en el Espíritu Santo en Italia, expresión del movimiento de Renovación Carismática más amplio que recorrió la iglesia católica tras el concilio ecuménico Vaticano II…”

-Papa Francisco: En el discurso a la Renovación Carismática Católica en su 50 aniversario en una vigilia de oración en el circo máximo de Roma 03 de junio de 2017, vigilia de Pentecostés, decía:  “La Renovación Carismática Católica es una corriente de gracia del Espíritu”.  Y ¿por qué de gracia? Porque no tiene fundador ni estatutos, ni gobierno. Claramente en esta corriente han nacido muchas expresiones que ciertamente son obras humanas inspiradas por el Espíritu, con varios carismas y todo el servicio de la iglesia. Pero a la corriente no se le puede poner un “dique”, ni cerrar el Espíritu Santo en una jaula”…

Conclusiones:  la Renovación Carismática no pretende promover una vuelta simplista, desprovista de todo sentido histórico a una Iglesia neo testamentaria idealizada. Reconoce sin embargo, el papel único de las comunidades del Nuevo Testamento y pretende continuar en la tradición que llama a todos los hombres a la conversión y al reino. Cualesquiera que haya sido las formas anteriores de Renovación; la Renovación Carismática de lo que hablamos quiere situarse en la tradición católica, originado por la palabra de los profetas y de los apóstoles de la Iglesia primitiva, el testimonio de los mártires, la predicción de las órdenes religiosas de la edad media, los ejercicios espirituales de San Ignacio, la práctica de las misiones parroquiales, el movimiento litúrgico y otros movimientos apostólicos y espirituales. Aunque se distingue de ellos por algunos acentos que le son propios de la Renovación Carismática pretende también lanzar a todos los hombres la misma llamada a la conversión y liberar al creyente, incrédulo, cautivo sin que lo sepa de un ateísmo del alma y del corazón.

-.-

Para compartir en tu grupo de Oración y Fraternidad:

1. ¿Crees que la Renovación Carismática ha sido de bendición para la iglesia? ¿Por qué?

-.-

Elaborado por: Pbro Omar José Álvarez, mfc.

Fuente:  página web Wikipedia.
Página web Catholic.net.
Documento de Malinas. La Renovación Carismática.

Fecha:  Miércoles, 20 de Junio de 2018.

 

Medicinas para la fe

¿QUIÉN ES MARÍA?

María es tu Madre, la mía y la Madre de todos. Si la  Iglesia es el cuerpo de Cristo y María es Madre de Cristo, María es Madre de la Iglesia. Cuando oramos el rosario, o inclinamos nuestras cabezas durante el credo, estamos honrando a nuestra Madre, y la Madre de nuestro Señor. Aunque ella no es Dios, ella ha ganado nuestro respeto y devoción.

Algunos hermanos no católicos, piensan que la Madre de Cristo es una mujer común y corriente como cualquier otra. Sin embargo en Gn 3,15, Dios nos habla de ella y la anuncia como la vencedora, la que pisa la cabeza de la  serpiente, la que viene a reparar el error de Eva. Hay que destacar que María es singular, entre todas las mujeres, ya que es la única mujer de la que Dios hace grandes anuncios, muchos siglos antes que naciera; y la única de la cual dijo que establecería enemistad entre el  diablo y ella.

NEGAR QUE MARÍA ES VIRGEN ES NEGAR QUE CRISTO ES EL MESÍAS.

Entre todas las señales anunciadas por Dios, a través de los profetas para reconocer con seguridad y exactitud, la llegada del Mesías, hay una que sobresale y destaca como las más importante y principal de todas: “SU MADRE ES VIRGEN” (Is 7,14). ¡Jesucristo tenía que ser hijo único! Imaginemos cómo podría haber sido la situación entre los judíos, si María hubiese perdido la virginidad al parir a Cristo o luego, muchas las polémicas, que sobre este particular, se tendrían recogidas en los  textos bíblicos o en los apócrifos, entre ellos y Jesucristo.

¿Acaso no anunció el profeta Isaías (Is 7,14) que la gran señal anunciada por Dios es que el Mesías vendría de una Madre Virgen? Pero Dios es prudente, cuida lo que anuncia; y por ello, inspirando al evangelista San Mateo, nos anunció: “Todo esto ocurrió para que se cumpliera lo que estaba dicho por boca del profeta: «ved» que la Virgen concebirá y dará a luz un hijo al que le pondrán por nombre Enmanuel, que quiere decir: Dios con nosotros” (Mt 1,22-23). Utiliza el verbo «ved», es decir, había una señal visible de la llegada del Mesías: SU MADRE ES VIRGEN.

Una mujer embarazada pasa a ser la esposa de quien la embarazó. ¿Cómo va José, hombre justo, a tener intimidad sexual con una mujer que él mismo sabía, ya no era su esposa, sino la esposa de Dios? (cf. Mt1,19-21).

Jesús, último y definitivo descendiente del trono de David (cf. 2Sam 7,15-16; Lc 1,27-33). De haber tenido más hermanos, y luego de su muerte, el trono debía haber pasado al siguiente en edad de sus supuestos hermanos.

Estando en la cruz, Jesús entregó su Madre a su discípulo San Juan (cf. Jn 19,26-27), el cual ya tenía por madre a Salomé y por padre a Zebedeo. Esto no hubiese sido necesario, si la Madre de Cristo hubiera parido más hijos; y más, si estaba prohibido por ley, ya que estaba mandado que cuando moría un hijo mayor y su Madre era viuda, el siguiente en edad debía hacerse cargo de la Madre.

MARÍA, MADRE DE DIOS Y MADRE NUESTRA.

“La razón principal es ésta: Si Jesús es Dios y María es Madre de Jesús, entonces María es Madre de Dios. La encarnación significa que en un instante dado se unió la segunda Persona de la Trinidad, el Verbo, en el hijo engendrado milagrosamente por María” y ella es Madre de la segunda persona de la Santísima Trinidad. Cristo es Dios; por lo tanto, ella es Madre de Dios.

En Lc 1,39-45, Isabel, llena del ESPÍRITU SANTO dice: “¡Qué favor que la Madre de mi SEÑOR venga a mí!”.

-.-

Para compartir en tu grupo de Oración y Fraternidad

1 ¿Quién es María?

2 ¿Rezas frecuentemente el Rosario? ¿Por qué?

-.-

Elaborado por:  Claret Castro, mfc.

Fuente:
Guía Bíblica HF  VI Edición 171-202 P. Héctor Pernía

Fecha:  Miércoles 13 de Junio del 2018.

 

Medicina para la fe

IDEOLOGÍA DE GÉNERO
¿Compatible con la fe?

Quizás hemos escuchado mucho sobre la ideología de género, pero ¿entendemos el alcance perjudicial del mismo? ¿Yo como cristiano debo y puedo aprobarla? En esta medicina lo averiguaremos:

¿Qué es la ideología de género? Es una ideología (sistema de pensamiento cerrado) que defiende, que las diferencias entre el hombre y la mujer , a pesar de la diferencia anatómica y biológica, no corresponde a una naturaleza fija, es decir, son construcciones meramente culturales y convencionales, hechas por roles y estereotipos que la sociedad asigna a los sexos.

Esta ha tomado auge, por muchas razones de poder, comenzando por  universidades americanas, quienes desde los años 60, han querido darle un rango científico subjetivo y hasta caprichoso a los estudios de género, teniendo como plataforma de lanzamiento, la famosa Organización de las Naciones Unidas “ONU”.

Los ideólogos de género afirman: “El genero es una construcción cultural; por consiguiente, no es el resultado causal del sexo”. Esto quiere decir que es independiente del sexo, por ende es artificio libre de ataduras, cada quien elige que desea ser, hombre o mujer.

Esta ideología tóxica, afirma que no hay sexos, solo roles, orientaciones sexuales mudantes, que se puede cambiar a voluntad todas las veces que quieran.

Entendamos que el sexo lo determina la genética; y que se va desarrollando y definiendo en las diferentes etapas de crecimiento de la persona, no lo definen unas creencias, que muchas veces van de la mano con factores externos y de índole psicológico y de convención social.

Los especialistas distinguen 3 aspectos entrelazados, que forman la identidad sexual de la persona:

1.- Sexo Biológico: corporeidad, genéticamente determinado por cromosoma XX mujer y XY varón.
2.- Sexo psicológico: son las vivencias psíquicas como varón y mujer, esta se forma a los dos o tres años y coincide con el sexo biológico, a veces se trastorna a causa de factores como educación, traumas y tendencias.
3.- Sexo sociológico o civil: percepción del sexo por el entorno, varia por el desarrollo social, proceso histórico y cultural.

En contraposición la evidencia científica afirma:
“La revista the New Atlantis, en su numero 50 titulado: “Sexualidad y Género”, reconoce en hallazgos de 500 estudios, que las personas no nacen homosexuales”.

¿Qué dice la Iglesia?
El papa Francisco en su audiencia afirma:
“La diferencia entre hombre y mujer, no se da por contraposición, o la subordinación, sino por comunión y la generación, siempre a imagen de Dios”

“La eliminación de la diferencia, en efecto, es el problema no la solución”.
“Me pregunto si la considerada ‘ideología de género’ no se trata también de una expresión de una frustración y resignación, que busca borrar la diferencia sexual porque ya no puede hacer frente a ella”.

¿Qué dice la palabra?
En el génesis Dios crea a imagen y semejanza a hombre y mujer. Para que se multipliquen y poblen la tierra.

El propósito de esto, es una alianza que Dios hace por medio del matrimonio para que al unirse en el acto sexual, se pueda cumplir esa palabra “multiplicar y poblar la tierra”

En toda la biblia Dios condena la homosexualidad, en el acto como tal, sodoma y gomorra eran ejemplos claros de lo errada que estaba la humanidad en este punto.

Cristo mismo y San Pablo, condenaron esta práctica y lo catalogan de aborrecible.

Jesús nos anima, en concreto a dar testimonio, de esta belleza: ser imagen de Dios.

La Iglesia no es homofóbica, busca la dignidad y el respeto para ellos, pero que no te confundan, Dios ama al pecador (Ser humano) pero aborrece el pecado (La acción contraria a la fe).

_._

Para compartir en tu grupo de Oración y fraternidad:

¿Conocias de esta ideología?

¿Qué puedes aportar para defender la postura de la iglesia?

Busca argumentos a la luz de la palabra y el catecismo sobre este tema

_._

Elaborado por:
Danny Calderón, Mfc.

Fuente:

http://es.catholic.net/op/articulos/41418/cat/447/que-es-la-ideologia-de-genero.html

Un prestigioso informe científico afirma que la condición de homosexual o transexual no es “innata”

📅  Fecha: Miércoles 6 de Junio del 2018

Medicinas para la fe

IDOLATRÍAS MODERNAS

“La sociedad de hoy está llena de ídolos modernos y la razón primordial para esto es porque se han olvidado de Dios o lo han hecho a un lado”. (Manuel Rivas)

¿Sabes que es la Idolatría?
La definición de un ídolo podría ser la siguiente:
“Cualquier persona, lugar o cosa, o incluso una idea que es colocada por encima de Dios y por lo tanto la idolatría es la adoración a estos ídolos”.
La sociedad de hoy está llena de ídolos modernos y la razón primordial de esto es porque se han olvidado de Dios, han apartado a Dios a un lado como algo irrelevante; en esto cometemos una falta grave al primer mandamiento que nosotros como hijos amados de Dios profesamos “amar a DIOS por sobre TODAS las cosas”, al convertir cualquier cosa mas primordial que el mismo Dios. La nueva era o new age, que es una manifestación de la idolatría moderna, parece estar aumentando y fomentando la creencia o fe, en idolatrías modernas que alejan, sin duda alguna, a muchas  personas de la sana doctrina y lo llevan más hacia  caminos sinuosos.
El hombre, en lugar de Dios. La nueva era, al contrario de lo que muchos piensan, es un fenómeno muy complejo, cíclico y que viene gestándose desde hace mucho tiempo. Hoy puede visualizarse como una ola cultural holística.

¿Cómo se presenta hoy en día, la nueva era, ante nosotros?
Específicamente con alguna de las siguientes seis premisas o anzuelos para capturar la atención y la conciencia de los futuros adeptos:

● Presentan una aparente aceptación de todas las religiones, no van contra ninguna, pero en todos sus aspectos promueven y aceptan explicaciones, doctrinas, prácticas y anécdotas del hinduismo, budismo, zen, taoísmo, etc. (dan por cierta la reencarnación, la energía cósmica, el pléroma, nirvana, etc.).

● Plantean casos típicos de curaciones de diversas  enfermedades y traumas por medio de la energía universal, la meditación trascendental, las prácticas metafísicas, etc.

● Promoción del ecologismo ambiental, la convivencia con la naturaleza, etc; fines estos muy  buenos, pero a veces vienen seguidos de unas imperceptibles prácticas, teorías y doctrinas propias de la nueva era, que poco a poco introducen a la  persona en algún tipo de conocimiento esotérico.

● Pueden declararse metafísicos, astrólogos, yoghis, gnósticos, rosacruces o parapsicólogos y utilizar versículos específicos de la Biblia, términos cristianos y tradiciones de la  Iglesia Católica; creando de esta manera una primera atmósfera de aceptación en el público que les lee o les  escucha, sobre todo en aquellos que tienen debilidades en el conocimiento de la Biblia. Quienes conocen de ella jamás caen engañados en sus retóricas y trucos.

● Manejan una  lista de argumentos y explicaciones científicas para sus teorías esotéricas y ocultistas; por ejemplo, explican la relajación  muscular, la psicología de las emociones y sentimientos humanos, los flujos de energía entre los cuerpos, las glándulas, etc., utilizando términos de las ciencias de la biología, la físicas, la química, etc., dando de esta forma un aire de fiabilidad a sus doctrinas.

● Nunca mencionan la existencia de demonios,  espíritus malignos, ánimas, etc., peligrosos para la vida espiritual y física de los seres humanos, sino que emplean, en cambio, términos diversos como:  ángeles, extraterrestres, maestros ascendidos, seres espirituales especiales, espíritus de la naturaleza.

 

Para compartir en tu grupo de Oración y Fraternidad

1. Haz un examen de conciencia y pide a Dios que te ayude a librarte de estas falsas idolatrías.

2. Comparte con tu grupo, anécdotas relacionadas con personas que te han hablado de estas idolatrías y comenta cuál sería la mejor forma de ayudar a estas personas a darse cuenta del error que cometen al fomentar estas prácticas de la nueva era.

 

Elaborado por:  Marco de María, mfc.

Fuente:
▪Guía Bíblica para auxiliar al Pueblo de Dios en la fe. V Edición P. Héctor Pernía
▪Manuel Rivas | Fuente: https://www.pildorasdefe.net/m/aprender/fe/idolatria-nuevas-formas-idolos-en-sociedad-moderna

Fecha:  Miércoles, 30 de Mayo del 2018.

¿Qué es apologética?

Antes de dar respuesta a esta pregunta vamos a decir lo que no es:

No es un instrumento para pelear con los hermanos que no comparten la fe católica. Tampoco es un  medio para humillar a los demás.

 Por el contrario la Apologética es una disciplina teológica practicada desde los albores de la Iglesia para la defensa de la fe. Esencialmente respondía a injustas acusaciones que le hacían a la Iglesia desde distintos ámbitos. Los Padres apostólicos la practicaron, aunque la cultivaron más explícitamente los Padres apologistas. Su época es especialmente interesante, porque estos hombres tuvieron que hacer frente a graves peligros, que amenazaban —cada uno a su modo— la existencia misma de la Iglesia.

Frente a las falsas acusaciones de que eran objeto los cristianos, responden con el ejemplo de su vida y la grandeza de su doctrina. Algunos de ellos, bien preparados intelectualmente, toman la pluma y escriben extensas apologías -a veces dirigidas a los mismos emperadores- con la finalidad de confutar esas acusaciones calumniosas. Brillan los nombres de San Justino, de Atenágoras, de Teófilo…, entre otros muchos.

Otro peligro -más insidioso, y mucho más grave- fue la aparición de herejías en el seno de la Iglesia. Se trata fundamentalmente de dos errores: el gnosticismo y el montanismo.

En estas circunstancias, el Espíritu Santo -que asiste invisiblemente a la Iglesia, según la promesa de Cristo, y le asegura perennidad en el tiempo y fidelidad en la fe- suscitó hombres de inteligencia privilegiada que, empuñando las armas de la razón, con un análisis cuidadoso de la Sagrada Escritura, hicieron frente a estos errores y mostraron el carácter “razonable” de la doctrina cristiana. Comenzaba de este modo el quehacer propiamente teológico, que tantos frutos daría en la vida de la Iglesia.

Entre estos Padres y escritores destaca San Ireneo de Lyon, que reúne en su persona las tradiciones de Oriente y Occidente; luego, en Oriente, Clemente Alejandrino, Orígenes, y San Gregorio el Taumaturgo; en la Iglesia de Roma, Minucio Félix y San Hipólito; finalmente, en torno a Cartago, en el norte de Africa, Tertuliano, San Cipriano y Lactancio.

Pero la defensa de la fe verdadera siempre ha estado en la Iglesia, por eso vemos que San Pablo constantemente defendía la doctrina de Cristo, frente a judíos y griegos como lo vemos en Hchs 17, 17-32; también San Pedro nos aconseja a estar dispuestos a dar razón de nuestra esperanza, con mansedumbre y humildad (cf. 1Pe 3,15-16).

«Hoy se hace necesario rehabilitar la auténtica apologética que hacían los padres de la Iglesia como explicación de la fe. La apologética no tiene porqué ser negativa o meramente defensiva. Implica, más bien, la capacidad de decir lo que está en nuestras mentes y corazones de forma clara y convincente, como dice san Pablo “haciendo la verdad en la caridad” (Ef. 4, 15). Los discípulos y misioneros de Cristo de hoy necesitan, más que nunca, una apologética renovada para que todos puedan tener vida en Él» (Documento de Aparecida, 229).

GLOSARIO.

Gnosticismo: Según esta doctrina los iniciados no se salvan por la fe en el perdón gracias al sacrificio de Cristo, sino que se salvan mediante la gnosis, o conocimiento introspectivo de lo divino, que es un conocimiento superior a la fe. Ni la sola fe ni la muerte de Cristo bastan para salvarse. El ser humano es autónomo para salvarse a sí mismo.

Montanismo: Herejía de tendencias apocalípticas y semi-místicas; creían que la Trinidad es solo una persona y que quien perdía la gracia ya no podía ser redimido.

? Para Compartir en tu Grupo de Oración y Fraternidad:

? 1. ¿Qué crees que se necesita para ser un buen apologista?

? 2. ¿Consideras necesario que el católico estudie apologética?

➖⚜➖

• Elaborado por: Dorian de Paz, mfc.

• Fuente:
http://es.catholic.net/op/articulos/56990/cat/8/-la-apologetica.html
Biblia de Jerusalén.

• Fecha: Miércoles 17 de Enero del 2018.

¿Por qué Jesús se bautizó de adulto?

Antes de dar respuesta a esta pregunta debemos aclarar: El bautismo de Juan no tenía carácter sacramental, es decir, ese tipo de bautismo era simbólico, un rito externo que suponía el arrepentimiento de los pecados. Por otro lado el bautismo cristiano es sacramental, es decir de institución divina, ya que no sólo supone el arrepentimiento sino también “el perdón de los pecados y la filiación divina” (cf. Jn 3, 5; 1Ts 5, 5). Sólo Jesús en su divinidad podía instituir un sacramento y de hecho lo hace como vemos en Mt 28,18-20; Mc 16,15-16.

De estas consideraciones podemos deducir que Jesús no necesitaba el bautismo para poder ser hijo de Dios porque en sí ya lo era (cf Lc 1,35); tampoco para perdonar sus pecados porque en él no había pecado (Jn 1,1-5; Hb 4,15). Teniendo claro esto podemos señalar: Cristo se BAUTIZÓ ADULTO porque con ello quería asumir nuestra condición y pasar como uno más (cf. Flp 2,6-11). Con el bautismo Jesús se revela como partícipe del misterio de la Trinidad (cf. Mt 3,16-17). Con el bautismo Jesús deja atrás su vida oculta, es probado en el desierto y comienza su ministerio: la predicación del Reino de los Cielos (Mt 4,12-ss; Mc 1,14-ss; Lc 3,23-ss).

PARA COMPARTIR EN TU GRUPO DE ORACIÓN Y FRATERNIDAD

¿Por qué crees que San Juan Bautista se negaba bautizar a Jesús como se lee en Mt 3,13-15? ¿Sabías que la Iglesia Católica sigue bautizado adultos y que en toda su historia no ha dejado de hacerlo?

Elaborado por:
Diác. Regino Gómez, mfc.

Fuentes:
Guía Bíblica para recibir a Jesucristo. IV edición. P. Héctor Pernia. Historia de Jesús tomo I. P. Agustín Augustinovich.
Catecismo de la Iglesia Católica.

Fecha:
Miércoles 10 de Enero del 2018