Etiqueta: Auxilio en la fe

Tres evidencias de que la fe católica es verdadera.

  • Liturgia<📖> Apologética
    De la Liturgia de la Palabra.
    XIX Sem. T. Ordinario
    Fecha: 16 Agosto de 2018

    Comentario: Con el evangelio de hoy los católicos podrán darse cuenta que su fe es verdadera, y podrán aprender a mostrarle a nuestros hermanos esperados que su decisión de cambiarse de Iglesia fue equivocada y que deben volver a Casa, a su Iglesia madre:

    ¿Ponerse de rodillas ante personas o imágenes sagradas es siempre idolatría?

    Postrarse de rodillas ante una persona puede ser para suplicar compasión. Engañan a la gente o están muy mal informados quienes predican diciendo que siempre es idolatría. El propio Jesucristo nos muestra, en la parábola que hoy nos relata (Mt 18, 26), que el siervo se postró ante su patrón para suplicarle le perdonase la deuda que le debía. ¿Ves que no fue para adorarlo, y que no lo estaba considerando ni convirtiendo en Dios? Respecto a postraciones santas ante estatuas sagradas tenemos estos ejemplos: (2Cro 29, 27-29; Jos 7, 6; 1Re 8, 54).

    Decirle ‘señor’ a un hombre no es idolatría:

    Jesucristo le dio dicho título al rey que le perdonó la deuda al siervo que le rogaba compasión. Hasta siete veces lo llamó con dicho calificativo. Llamarle ‘señor’ o ‘señora’ a una persona no es una facultad que los hombres y las leyes de este mundo puedan aprobar o quitar; es un don y una gracia recibida directamente de Dios. Él es Señor por naturaleza propia, y el hombre y la mujer, lo son por participación, por gracia adquirida gratuitamente, y por la autoridad que DIOS le otorgó sobre el resto de sus creaturas:

    “Dijo Dios: “Hagamos al hombre a nuestra imagen y semejanza. Que tenga autoridad sobre los peces del mar y sobre las aves del cielo, sobre los animales del campo, las fieras salvajes y los reptiles que se arrastran por el suelo.” Y creó Dios al hombre a su imagen. A imagen de Dios lo creó. Varón y mujer los creó.” (Gn 1, 26-27)

    Una interesante evidencia de la existencia del Purgatorio:

    De labios de nuestro Señor Jesucristo salió. Respecto al pecador que no perdonó a quien le suplicaba le diera tiempo para pagarle la deuda que le debía, Cristo dijo:

    ”¿No debías tú también compadecerte de tu compañero, del mismo modo que yo me compadecí de ti? Y encolerizado su señor, le entregó a los verdugos _hasta que pagase todo lo que le debía. Esto mismo hará con vosotros mi Padre celestial, si no perdonáis de corazón cada uno a vuestro hermano.” (Mt 18, 34-35)

    Es de suponer con total claridad, y sin lugar a dudas, que el castigo refiere a no poder ir al cielo, y que luego de pagar todo lo que hizo quedaría liberado del castigo. No dice en ninguna parte que el siervo fue enviado a la condenación, sino que fue retenido hasta que pagara, que iría a una purificación, a la que la doctrina católica le da el nombre de ‘Purgatorio’. ¿Por qué tendría que permanecer en estado de purificación si ya pagó lo que debía? Esto quiere decir que una vez pague su deuda, el Rey de Reyes le recibirá en el cielo.

    Preguntas para compartir:
    1.- Haz un resumen, con tus propias palabras, que te ayude a memorizar y aprender lo que leíste en esta publicación?

    Compártelo con alguien. ¡Enseñando, es que más se aprende!

    2.- ¿Qué otros argumentos doctrinales fundamentan los temas tratados en esta publicación de nuestra fe?

    Elaborada por:
    Pbro. Héctor Pernía, mfc

¿Por qué los cristianos celebramos la Asunción de la Virgen María?

  • Liturgia<📖> Apologética
    De la Liturgia de la Palabra.
    XIX Sem. T. Ordinario
    Fecha: 15 Agosto de 2018

    Comentario: Los cristianos celebramos hoy la fiesta de la asunción de la Virgen María al cielo; un dogma de nuestra fe declarado solemnemente por Pío XII, el 1 de noviembre de 1950.

    ¿Qué se celebra con esta fiesta?

    “Los católicos creemos que María fue asunta a los cielos al final de su vida terrenal. Creemos también que Jesús ascendió a los cielos después de su resurrección. La diferencia entre estas dos reside en que, mientras Jesús ascendió por Su propio poder, María fue llevada a los cielos por el poder de Dios.”(1)

    Pero, ¿es posible que Dios la haya llevado al cielo en cuerpo y alma? Para nosotros los hombres no, pero para Dios sí. Existen ejemplos en la Sagrada Escritura de personas que fueron asuntas al cielo o a otro lugar de la tierra por el poder de Dios:

    🔹 Hb 11, 5: ”Por la fe, Henoc fue trasladado, sin ver la muerte y no se le halló, porque lo trasladó Dios. Pero aún antes de su traslado, recibió el testimonio de haber agradado a Dios” Hb 5, 24: ”Henoc anduvo con Dios, y desapareció porque Dios se lo llevó.”

    🔹 Dn 14, 36 “Habacuc respondió: “Señor, no he visto jamás Babilonia ni conozco ese foso.” Entonces el ángel del Señor lo agarró por la cabeza y, llevándolo por los cabellos, lo dejó en Babilonia, encima del foso, con la rapidez de su soplo.”

    🔹 2Re 2, 1-13: Elías fue arrebatado por Dios en un carro de fuego, ante la presencia de Eliseo.

    ¿Y qué fundamento bíblico tenemos de que también María fue asunta al cielo?

    Leemos hoy, en el Salmo Responsorial: “Entre tus predilectas hay hijas de reyes, la reina a tu derecha, con oro de Ofir.” Sal 45, 10: En el reino de David, la madre del rey era la reina y no la esposa. En consecuencia, sabiendo que el Antiguo Testamento es como una linterna que anuncia con su luz lo que vendrá en el Nuevo Testamento, entendemos que la mujer que está sentada a la derecha de Cristo en su trono es su madre, la Virgen María; y, que es por ese motivo, que ella aparece en el cielo coronada de estrellas y como centro y señora de toda la creación, porque el Niño que lleva en su seno es el Rey y Señor del Universo, tal como lo encontramos en la primera lectura (cf. Ap 12,1). De ella canta el Cantar de los Cantares: ”¿Quién es ésta que surge como la aurora, bella como la luna, brillante como el sol, temible como un ejército?”” (Ct 6,10).

    Es María la nueva Arca de la Alianza

    El versículo 19 de Apocalipsis 11 y el versículo 1 de Apocalipsis 12 nos revelan que en el cielo la Virgen María, por llevar en su seno la salvación del mundo, reemplaza y releva la antigua Arca de la Alianza, la cual llevaba dentro de ella la tablas de la salvación: los 10 Mandamientos. Se sabe que es un evento lleno de la gloria de Dios porque es en el cielo donde sucede. En la tierra, los hombres y mujeres de buena voluntad de todos los siglos lo celebran con júbilo y alegría, con procesiones, entre cantos, danzas, guitarras, címbalos, panderetas, adufes. Los del Antiguo Testamento lo hacían con el Arca y las estatuas de querubines de oro macizo que Dios ordenó a Moisés construir (cf. Ex 25, 18-23; 1Cro 15, 15-25; 2Sam 6, 1-23), y los cristianos, en la Nueva Alianza lo hacemos con las imágenes de la Virgen María que los artistas de Dios tallan en su honor (cf. Ex 31, 1-11; 35, 30-35).

    Fuente bibliográfica:
    (1) Concordancia Doctrinal Católica, www.infpage.com/concordancia. E-Sword.

    Preguntas para compartir:
    1.- ¿Cuáles son los fundamentos doctrinales del dogma de la asunción de la virgen María al cielo?

    2.- ¿Qué otros argumentos doctrinales fundamentan este dogma de nuestra fe?

    Elaborada por:
    Pbro. Héctor Pernía, mfc

Para bautizarse hay que ser como niños, no como adultos.

  • Liturgia<📖> Apologética
    De la Liturgia de la Palabra.
    XIX Sem. T. Ordinario
    Fecha: 14 Agosto de 2018
  • Comentario: De afuera, y también, dentro de la Iglesia Católica, encontramos personas que se resisten y oponen a que los niños sean bautizados. El parecer del modo de pensar de los hombres y de este mundo prevalece en sus razonamientos y argumentos. La relación del hombre con Dios no la establecen los criterios que el hombre ponga de por medio, sino los que nos vienen del plan de Dios. De hecho, lo de Dios siempre desborda al hombre.El punto de partida para comprender el bautismo de un niño no puede reducirse a si el niño está consciente o no de lo que hace. Dios no piensa ni actúa como el hombre (cf. Rm 8, 5-6; Is 19, 24; Is 55, 8-9). El Señor quiere a los niños en el bautismo porque ellos son suyos, de ellos recibe alabanzas (cf. Mt 21, 14-16) y con ellos recuerda su poder a sus contrarios (cf. Sal 8, 3); y le pide a los hombres que se los consagre, apenas recién nacidos, mediante el rito o pacto de la alianza (cf. Gn 17, 9-14; Lc 2, 21; Col 2, 11; Mc 10, 14). Primero lo fue mediante la circuncisión y ahora mediante el bautismo.Hoy en el Santo Evangelio (Mt 18, 1-5. 10. 12-14) sale en defensa de los niños al derecho a ingresar al reino de los cielos, y pone en evidencia la actitud hostil y anticristiana de muchos que impiden que los niños sean bautizados. El evangelista Juan une y coloca el bautismo como necesario para entrar al reino de los cielos: «el que no renace del agua y del espíritu no puede entrar en el reino de los cielos» (Jn 3, 5)Le preguntan a Jesús los discípulos: «¿quién es el más grande en el reino de los cielos? A lo que Jesús, llamando a un niño y poniéndolo en medio, les dijo: Les aseguro, que si no volvéis a ser como niños no entraréis en el reino de los cielos. Por tanto, el que se haga pequeño como este niño, ése es el más grande en el reino de los cielos» (Mt 17, 3)

    En la fila para recibir el bautismo Jesús pone de primero a los niños y luego a los adultos, y a éstos últimos les pone por condición ser como los niños si quieren pasar ellos también. Al reino de los cielos se le recibe y se entra por el bautismo y, al mismo tiempo, que Jesús declara que los predilectos y mejor preparados para el bautismo son los niños, encara y deja en público por qué muchos adultos no están capacitados: por el orgullo, la soberbia, la arrogancia, el creerse más que los demás.

    No mandó nunca Jesucristo a los niños a creer como los adultos, mandó fue a los adultos a creer como los niños. Y a quienes rechazan e impiden que los niños tengan acceso y reciban a Cristo les hace una dura advertencia:

    «Cuidado con despreciar a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles están viendo siempre en el cielo el rostro de mi Padre celestial. (…) Vuestro Padre del cielo no quiere que se pierda ni un solo de estos pequeños» (Mt 18, 10. 13)

    Preguntas para compartir:
    1.- ¿Por qué Jesucristo reconoció mejores condiciones en los niños que en los adultos para entrar en el reino de los cielos?
    2.- ¿Cuál será la principal causa por la cual muchos impiden que los niños sean bautizados? ¿Y cuáles serían las consecuencias si a ningún niño se le bautizara?

    Elaborada por:
    Pbro. Héctor Pernía, mfc

La humildad y sencillez traería el regreso a la iglesia católica de muchos protestantes.

  • Liturgia<📖> Apologética
    De la Liturgia de la Palabra.
    XIX Sem. T. Ordinario
    Fecha: 13 Agosto de 2018Comentario:
    Si bien el tema del pago de impuestos al Estado no ocasiona motivo de diferencias entre la Iglesia Católica y el protestantismo; sin embargo, en mucho repercutiría la relación entre católicos y protestantes si cada cristiano, especialmente los católicos, diésemos el mismo ejemplo de humildad de Cristo: “Para no ocasionar escándalo, ve al mar y echa el anzuelo; coge el primer pez que saques, ábrele la boca y encontrarás una moneda; cógela y págales por mí y por ti.” ¿Acaso Cristo siendo Dios debía pagar impuestos a autoridades inferiores a él? Sin embargo, él lo hace.

    No quisiera detenerme en el tema de los impuestos, porque como dije, no representa un asunto de carácter apologético entre católicos y protestantes. Me quiero centrar es en la actitud humilde de Jesucristo de no aprovecharse de su condición divina para buscar alguna clase de privilegio social antes las autoridades políticas del momento, sino que demuestra ser sencillo, se pone al nivel de la gente más humilde, se hace sentir uno como los demás.

    Cuanto bien haría entre los protestantes que los católicos que desempeñamos algún tipo de liderazgo o servicio pastoral diésemos el mismo ejemplo de Jesucristo. Las muchas actitudes de aburguesamiento, de ostentación y de vida acomodada, de ponernos por encima de la gente más desfavorecida, en una sociedad donde abundan la humillación de los más pobres, la deficiencia en los servicios públicos, las largas colas para adquirir o acceder a servicios públicos, son un fuerte obstáculo que dificulta e impide que muchos hermanos esperados puedan ver en la Iglesia Católica al cuerpo de Cristo, la Iglesia verdadera.

    La necesidad y el anhelo del regreso a Casa de tantísimas ovejas que se separaron de la Iglesia Católica exige y clama por la conversión de todos los católicos que ocupamos responsabilidades de pastoreo y gobierno, tanto pastoral como social. Un solo árbol no hace montaña. Damos gracias a Dios por el ejemplo de humildad que nos da continuamente el Papa Francisco; pero él sólo no podrá llenar la montaña de tantos árboles que hacen falta para dar sombra y frutos de testimonio de vida en Cristo, a millones de ovejas que hoy se congregan fuera de la Iglesia.

    Preguntas para compartir:
    1.- _¿Cómo repercutiría en la muchedumbre de católicos que desertaron hacia el protestantismo, si quienes dirigimos servicios en la Iglesia Católica diésemos más testimonio de humildad y sencillez?
    2.- ¿Qué ejemplos de humildad y sencillez has conocido en la Iglesia Católica que han sido causa de conversión de muchos protestantes e incrédulos?

    Elaborada por:
    Pbro. Héctor Pernía, mfc

El diezmo.

  • Liturgia<📖> Apologética
    De la liturgia de la Palabra
    XVIII Sem. T. Ordinario
    Fecha: 10 de agosto de 2018

    Comentario:

    Cristo libero al hombre de la fría y obsoleta ley del diezmo, perteneciente a la Antigua Alianza, y nos dejó en su lugar el mandato de la justicia y la misericordia para con los más necesitados y oprimidos. En vez del diezmo nos pide la generosidad y entrega total, mediante san Pablo nos dice que cada uno dé según lo decida en su corazón, con generosidad, con alegría y sin tacañería. Jesús nos pone como modelo el grano de trigo, y como tarea, morir a nosotros mismos, dándonos a los demás, para producir más frutos. Ese morir es un morir a la ambición, a la codicia, a la idolatría del dinero y del poder. Es en cierto modo una denuncia a quienes se aprovechan de imponer el diezmo para lucrarse y hacer de la fe un negocio.

    La nueva ley, de ser como granos de trigo, trajo a la ley del diezmo, liberación y plenitud. Mientras la ley del diezmo puede hacer caer en el vicio y el pecado de oprimir a los más pobres para enriquecer a los que manipulan la ley imponiéndola como impuesto, la nueva ley, de ser como el grano de trigo, hace que todos por igual sean liberados del egoísmo y santificados por la generosidad y la donación total de sí mismos y de cuanto poseen

    📝 Preguntas para compartir:

    1. ¿Qué elementos de perfección y plenitud encuentras en la progresión de la ley del diezmo al mandato de la renuncia y donación total de sí mismos a Dios?

    2. ¿Qué actitudes acompañan la puesta en práctica de hacer de la propia vida un grano de trigo que muere y da fruto?

    ✒ Elaborada por:
    Pbro. Héctor Pernía, mfc

¡Dios nunca olvida al que vive en su amor!

  • Liturgia<📖> ApologéticaDe la Liturgia de la Palabra
    Semana XVIII del Tiempo Ordinario, ciclo B par
    Fecha: 8 de agosto de 2018. Santo Domingo de Guzmán, memoria.
  • Comentario: La Palabra de hoy nos muestra cuán irresistible es la fe en el hombre que la vive día a día En Jeremías (31,1-7), se revela el amor eterno del Padre para con sus hijos. “En aquel tiempo -oráculo del Señor-, seré el Dios de todas las tribus de Israel, y ellas serán mi pueblo. Así dice el Señor: -Halló gracia en el desierto el pueblo escapado de la espada; camina Israel a su descanso, el Señor se le apareció de lejos. Con amor eterno te amé, por eso prolongué mi misericordia. Todavía te construiré, y serás reconstruida, Doncella de Israel; todavía te adornarás y saldrás con panderos a bailar en coros; todavía plantarás viñas en los montes de Samaría, y los que plantan cosecharán. «Es de día» gritarán los centinelas en la montaña de Efraín: Levantaos y marchemos a Sión, al Señor nuestro Dios. Porque así dice el Señor: -Gritad de alegría por Jacob, regocijaos por el amor de los pueblos; proclamad, alabad y decid: El Señor ha salvado a su pueblo, al resto de Israel.”

    Vemos en el evangelio de hoy como Jesús acompaña la fe con la vida, con los hechos; y no la limita a sólo creer o predicar con palabras el Reino. Nos permite aprender que la fe del cristiano se vuelve intensamente viva y eficaz, cuando va acompañada de obras; y no como Martín Lutero, iniciador del protestantismo, la pretendía imponer: LA FE SOLA, SUFICIENTE PARA SALVARSE. Jesús en su vida pública en ciertos momentos quiso descansar y no predicar en público ni hacer milagros como por ejemplo, cuando estuvo en Tiro y Sidón. Sin embargo, la insistencia de una mujer cananea, supero dichas intenciones (Mt 15,21-28). A tal punto que Jesús expresó “Mujer, qué grande es tu fe.” La fuerza de la fe trasciende razas, culturas y tiempos, no tiene discriminaciones como la misericordia divina. La fe viva y constante de un creyente es irresistible y cuando se expresa como oración y súplica puede cambiar el curso de los acontecimientos.

    📝 Preguntas para compartir:

    1. ¿Cómo vives tu fe en la comunidad? ¿Eres capaz de ser atento y caritativo con los demás?

    2. ¿Cómo se distingue un cristiano en una comunidad?

    3. ¿Qué hizo de especial Santo Domingo de Guzmán en su vida?

    ✒ Elaborada por:
    D. Dr. Ludwig Schmidt

    ➖📖➖
    [email protected]
    🌐 http:/ /www.hospitalitosdelafe.org

¡Dios bendice y acompaña a sus hijos que viven amando y sirviendo fraternalmente!

  • Liturgia<📖> Apologética

    De la liturgia de la Palabra
    Semana XVIII del Tiempo Ordinario, ciclo B
    Fecha: 6 de agosto de 2018
    La Transfiguración del Señor, fiesta

    Comentario:

    La Palabra de hoy revela una Teofanía y dato de fe en los Primeros Cristianos. Representa la impresión pre-Pascual de la gloria de Jesús, del “Hijo amado”, por parte de sus más cercanos discípulos, antes de su Pasión.

    Esta es una impronta cristológica del mensaje, según sus seguidores, muestra en nosotros el rostro glorioso de Cristo, nos conduce a ser capaz de vivir plenamente la fe al hacerla operante, amando y sirviendo, reconstruyendo así el contexto próximo de cada uno. La percepción de el rostro transfigurado del Señor y el gozo profundo, la alegría de Dios, la bondad de corazón, la acogida y la comprensión de Dios y del hombre (Mc 9,2-10).

    Las lecturas revelan desde el Libro del Deuteronomio (7,9-10.13-14), el significado del dato de que sus vestiduras eran blancas como la nieve, del poder trascendente y eterno de Dios sobre el universo (Sal 96). De la importancia de escuchar su voz y comprender su mensaje (2 Ped 1,16-19): “Queridos hermanos: Cuando os dimos a conocer el poder y la última venida de nuestro Señor Jesucristo, no nos fundábamos en fábulas fantásticas, sino que habíamos sido testigos oculares de su grandeza. Él recibió de Dios Padre honra y gloria, cuando la Sublime Gloria le trajo aquella voz: “Éste es mi Hijo amado, mi predilecto.” Esta voz, traída del cielo, la oímos nosotros, estando con él en la montaña sagrada. Esto nos confirma la palabra de los profetas, y hacéis muy bien en prestarle atención, como a una lámpara que brilla en un lugar oscuro, hasta que despunte el día, y el lucero nazca en vuestros corazones.”

    📝 Preguntas para compartir:

    1. ¿Qué significa la Transfiguración del Señor para el cristiano y la Iglesia?

    2. ¿Cómo podemos descubrirla en el de los hermanos?

    ✒ Elaborada por:
    D. Dr. Ludwig Schmidt

¡Quién cree, nunca está solo!

  • Liturgia<📖> Apologética
    De la liturgia de la Palabra
    Semana XVIII del Tiempo Ordinario, ciclo B par
    Fecha: 5 de agosto de 2018
    Solemnidad

    Comentario: La Palabra evoca los difíciles momentos que se viven en esta transición o caminar diario (soledad, salud, familia, laboral, económico). Generalmente uno cuando se siente solo, agobiado, desesperanzado, sediento o hambriento, tiende a doblegarse ante la debilidad del momento. Lo más hermoso es que nunca estamos solos si tenemos fe.

    Quien tiene fe tendrá la fuerza de quien siempre ha sido fiel al hombre creyente. La Palabra del día recuerda como los israelitas en su retorno a sus tierras desde Egipto reclaman a Moisés y Aarón que estaban con ganas de comer en (Ex 16,2-4.12-15) El Señor dijo a Moisés: – «Yo haré llover pan del cielo: que el pueblo salga a recoger la ración de cada día; lo pondré a prueba a ver si guarda mi ley o no. He oído las murmuraciones de los israelitas. Diles: “Hacia el crepúsculo comeréis carne, por la mañana os saciaréis de pan; para que sepáis que yo soy el Señor, vuestro Dios.”».

    El hombre flaquea ante la pérdida de la fe. La fe humana motiva a cada uno que es capaz de avanzar, de crecer o de desarrollarse. La fe divina nos conduce a ser más humanos y a superar al hombre a superar sus limitaciones, al ver en otra dirección y actuar en Cristo. La fe da criterios para vestirnos del hombre nuevo, a su imagen y semejanza (Cf. Ef 4,17.20-24): la «verdad en Cristo Jesús; es decir, a abandonar el anterior modo de vivir, el hombre vicio corrompido por deseos seductores, a renovaros en la mente y en el espíritu y a vestiros de la nueva condición humana, creada a imagen de Dios: justicia y santidad verdaderas.» El Señor, da siempre al hombre más de lo que él espera, tal como les retribuyó. Moisés les dijo:- «Es el pan que el Señor os da de comer.» El Señor acompaña y sacia a quien cree en Él, como reza en el Salmo 77, al darles el trigo celeste.

    Jesús nos dice: «Yo soy el pan de vida. El que viene a mí no pasará hambre, y el que cree en mí nunca pasará sed.» En el Evangelio de hoy (Jn 6,24-35) Jesús empleando los “signos” de los panes que se vincula con el Domingo anterior, incluyéndole el sentido de trascendencia al “alimento que no perdura”.

    El Señor pide que trabajemos por crecer y madurar la fe y se evite la vaciedad de criterios que la cultura del siglo XXI va imponiendo como la individualidad, la secularidad, la mundanidad, la novedad y la pluralidad. La sociedad pierde su sentido de humanidad al reducirse la fraternidad y la solidaridad, el respeto por el Bien Común y su dignidad.

    La fe es un Gracia y Don de Dios y simultáneamente, tarea y respuesta del hombre.

    Preguntas para compartir:

    1. ¿Qué es la fe? ¿Cuáles son los criterios de “fiebre del bienestar humano” (Ef 4,17ss) que la cultura del siglo XXI impone en contra del hombre nuevo (recreado en Cristo por el Bautismo)?

    2. ¿Somos seres más humanos y seguidores de Cristo en el siglo XXI?

    Elaborada por:
    D. Dr. Ludwig Schmidt

¿Sera pecado celebrar los cumpleaños?

  • Liturgia<📖> Apologética
    De la Liturgia de la Palabra.
    XVII Sem. T. Ordinario
    Fecha: 04 Agosto de 2018

    Comentario: Con la Liturgia de hoy se nos presenta la oportunidad de abordar una de las doctrinas de los Testigos de Jehová relacionada con la condenación que hacen hacia las celebraciones de los cumpleaños. Se sustentan de estos dos pasajes bíblicos:

    1.) El Faraón de Egipto en su cumpleaños asesinó a su panadero. (Gn 40, 20);

    2.) Y el Rey Herodes, también en su cumpleaños, asesinó a Juan el Bautista (Mt 14, 6).

    Lo que hay que aclarar es que en estos pasajes, ni en toda la Biblia, existe un solo texto donde Dios emita una prohibición o condena hacia esta actividad. Ahora lo que sí hay que decir es que el invento de esta doctrina lo hizo el fundador de los Testigos de Jehová, Charlez Taze Russell, quien, como miembro de la masonería, la obtuvo de estudios musulmanes, donde también esta celebración es prohibida por considerarla proveniente de la astrología antigua.

    Es importante destacar que fue el pecado de adulterio entre Herodes y Herodías, y la volatilidad de la personalidad del mismo Herodes, la causa de la muerte de Juan y no su cumpleaños. ¿Acaso el único cumpleaños que se festejaba era el de Herodes? ¿No se celebraban otros muchos cumpleaños en esa época y no fueron tampoco causa de la muerte de Juan el Bautista o de alguna otra persona? (1)

    Pero, ¿qué es lo que necesita un ser humano para saber si es ofensa a Dios celebrar los cumpleaños? Lo que necesita no es lo que el mundo haga o diga al respecto, sino lo que Dios hace, dice y manda. Y es que, al recorrer las Sagradas Escrituras, lo que encontramos es que el mismo Dios, por medio de sus siervos Moisés, Aarón, Judas Macabeos, entre otros, estableció fiestas conmemorativas y ordenó al pueblo de Israel celebrarlas, unas semanalmente, y otras, año a año y para siempre:

    Fiesta de la Pascua: Lev 23, 5; Ex 12, 1-15

    Fiesta de los tabernáculos o de la recolección: Lc 23, 42-43; Dt 16, 13-17; Ex 23, 16s 24, 22s

    Fiesta de los panes sin levadura: Éx. 12:14-20; Lev. 23:6-8

    Fiesta de la dedicación del Templo: 1Mac 4,36-59; 2Mac 10,5; Jn 10, 22-24

    Fiesta de las primicias: Lev 23, 10-11

    Fiesta de las semanas, o pentecostés: Lev 23, 15-22; Ex 19, 1-17

    Fiesta de las trompetas: Lev 23, 23-25

    Fiesta del perdón, o arrepentimiento: Lev 2,26-32

    En varias de estas fiestas anuales, la Biblia contiene evidencias de que el propio Jesucristo las fue a celebrar:

    De la Pascua (Jn 2, 23. 41-46; 13, 1)

    De los panes sin levadura (Mt 26,17)

    De los tabernáculos (Jn 7, 2)

    De la dedicación (Jn 10, 22-24)

    En una de las fiestas judías (Jn 6, 4).

    Cuesta imaginar, y sería cínico dar crédito a cualquier posibilidad de encontrar a Dios estableciendo fiestas de aniversario de momentos significativos de Israel; y que, por otra parte, las condene y prohíba para conmemorar el más precioso de los dones que le dio a la creación: la vida de sus hijos. Lo que sí se puede sospechar, es una oculta influencia del diablo, ya que él detesta e intenta destruir la alegría y cualquier celebración sana que se haga de la obra más preciosa de Dios, la de los seres humanos, porque sabe son imagen y semejanza de Dios, y eso no lo soporta.

    ⚜ Fuente: PERNÍA, Héctor, ’Guía Bíblica Hospitalitos de la Fe,’ VI Edición, p. 332.

    📝 Preguntas para compartir:

    1.- ¿Qué fuerzas espirituales están detrás de la doctrina de satanizar las fiestas de cumpleaños? Argumente su respuesta

    2.- ¿Qué valor espiritual le encuentras a la celebración de un cumpleaños? ¿Cuándo son actos de santidad y cuándo de pecado?

    ✒ Elaborada por: Pbro. Héctor Pernía, mfc.

¿Santiago, José, Simón y Judas, hermanos de Cristo?

  • Liturgia<📖> ApologéticaDe la Liturgia de la Palabra.
    XVII Sem. T. Ordinario
    Fecha: 03 Agosto de 2018

    Comentario: El santo Evangelio de hoy (Mt 13, 54-58) nos trae un pasaje que desconcierta a muchos católicos, y que las sectas usan como argumento para decir que la madre de Cristo no era ninguna virgen. Aún cuando este tema ya lo hemos abordado en anteriores publicaciones, nunca está demás retomarlo, pues a alguna nueva oveja le puede ser útil.

    Veamos, uno por uno, y demostraremos que no eran hijos de la Virgen María.

    SANTIAGO: (el menor), quien fue apóstol de Jerusalén y escribió la carta referida a su nombre que tenemos en el Nuevo Testamento. Su padre no fue José sino Alfeo (Mt 10, 3; Mc 3, 18; Lc 6, 15; Hch 1, 13) (1), y su madre no fue la madre de Cristo, sino otra María, mujer de Cleofás. Aunque en Jn 19, 25 dice que son hermanas, esto es improbable, dado que es poco usual que, no habiendo apellidos en aquella época, hubiese dos hermanas de sangre llevando el mismo nombre. ¿Cómo las iban a diferenciar? Lo más probable es que el autor bíblico las llame ‘hermanas’ en cuanto que Cleofás era hermano de sangre de San José (1), padre adoptivo de Jesús, y eso hacía que estas dos Marías fuesen cuñadas, y se les llame ‘hermanas’, en cuanto que eran parientes.

    JOSÉ: El evangelista (Mt 27, 55-56) afirma que su madre era María, pero no la madre de Jesús, sino la madre de Santiago; y su padre era Alfeo, y no san José, tal como señalan los protestantes. Algunos expertos bíblicos señalan como probable que Santiago y José nacieron de un primer matrimonio de esta María con Alfeo, y que luego, de un segundo matrimonio con Cleofás, tuvo los dos siguientes que a continuación vamos a presentar: Judas y Simón. Otros señalan que Alfeo y Cleofás hayan sido el mismo esposo, pero también muchos objetan que hayan sido una misma persona.

    JUDAS: Él mismo proclama que es SÓLO siervo de Jesucristo y que es hermano de Santiago (cf. Jud 1, 1), lo que descarta y derrumba cualquier doctrina que pretenda adjudicárselo a la virgen María como hijo suyo. Su madre era María de Cleofás y su padre, Alfeo.

    SIMÓN: apodado el ‘cananeo’ (cf. Mc 3,18), también llamado el ‘Celador’ (cf. Mt 10:4, Lc 6:15), es añadido también por los protestantes como hijo carnal de la madre de Jesucristo. Pero, siendo que Simón nació y creció en Canaán, y que una madre está allí, donde su hijo nace y crece, es imposible que la madre de Cristo haya sido su madre, ya que ella tendría que haber vivido en Canaán para parirlo y criarlo, y la Biblia y la Tradición la hubiesen presentando como María de Canaán y no María de Nazaret. Ella estuvo donde estaba Jesús: en Belén, para su nacimiento, en Egipto, para huir de Herodes y en Nazaret cuando regresó para terminar de criarlo hasta el comienzo de su vida pública. ¿Cómo habría hecho, según los protestantes, para que lo pariera desde tan lejos?

    (1)    Se sabe que José, el esposo de María y Cleofás eran hermanos, por un antiguo historiador del siglo II llamado Hegesipo, nacido en Palestina, y afirma haber entrevistado a varios miembros de la familia de Jesús (Eusebio, Hist. eccl., III, 11.)

    📝 Preguntas para compartir:

    1.- Intenta, con tus propias palabras, presentar por qué Santiago, José, Simón y Judas no eran hijos carnales de la Virgen María

    2.- ¿Qué consecuencias tiene en la vida cristiana acusar a la madre de su propio Salvador, de haber tenido hijos que nunca tuvo? ¿Por qué será que las sectas no se hacen esa reflexión?

    ✒ Elaborada por: Pbro. Héctor Pernía, mfc