Etiqueta: Rapto

Objeciones contra el rapto.

Pbro. Héctor Pernía, mfc

Predicar que Cristo raptará a su Iglesia es ofenderle gravemente.

(372) a. La palabra «rapto» significa, según el diccionario Pequeño Larousse, “llevarse a una persona consigo utilizando consigo el engaño o la violencia con fines sexuales”[1]; y, según el diccionario de la Real Academia Española: “Robar. Secuestro de personas con el fin de obtener un rescate. Impulso para arrebatar”[2]. Tales modos de tratar a la Iglesia no pueden jamás ser señalados a Cristo, quien a los suyos no los secuestra, no los roba, no les viola su libertad de elegirle y no los trata como a esclavos sino como a amigos (cf. Jn 15,15).

b. El único que tiene por oficio y propósito robar y secuestrar almas, y es para llevarlas engañadas a la condenación, es el diablo. Tal vez esto es lo que esperan estos hermanos, y para esto se preparan; sin saberlo, por supuesto. ¡Tal vez sea eso!, y al que llaman Cristo de pronto sea el príncipe de las tinieblas fingiendo ser el Hijo de Dios que les va a venir a buscar. Necesitan urgente ayuda.

Dicen que el rapto será secreto.

(373) Tal venida del rapto no existe; y la única venida de Cristo que los cristianos esperamos es al final de los tiempos. Y no es secreta, sino todo lo contrario. Sera una venida visible y gloriosa que nadie podrá ignorar (cf. Ap 1,7) Será entonces cuando ocurrirá el juicio final; vivos y muertos serán llevados de este mundo a la presencia del Señor. No existirá un “rapto secreto” anterior al fin del mundo.

La creencia en “el rapto” es invención de hombres.

(374) a. Esta doctrina jamás fue predicada por ningún Apóstol, no fue mencionada por ningún Padre de la Iglesia, nunca fue mencionado por ningún Concilio, jamás fue discutida en ninguna Universidad en el periodo escolástico, no ha sido mencionada por ningún santo, no fue tampoco mencionada por ningún Padre de la Reforma, ni Lutero, ni Calvino, ni Zwinglio, ni ningún otro habló de ella… Incluso el concepto de “el rapto” o “arrebatamiento” es tan reciente que no aparece en los diccionarios clásicos de espiritualidad. La auténtica interpretación de la Biblia no acepta novedades, y el concepto del rapto no era conocido en la cristiandad hasta el siglo XVIII.

b. El rapto se fundamenta en una errada interpretación de este pasaje bíblico: “Os decimos eso como Palabra del Señor: Nosotros, los que vivamos, los que quedemos hasta la Venida del Señor no nos adelantaremos a los que murieron. El Señor mismo, a la orden dada por la voz de un arcángel y por la trompeta de Dios, bajará del cielo, y los que murieron en Cristo resucitarán en primer lugar. Después nosotros, los que vivamos, los que quedemos, seremos arrebatados en nubes, junto con ellos, al encuentro del Señor en los aires. Y así estaremos siempre con el Señor” (1Tes 4,15-17). Este pasaje se refiere al fin del mundo y no a una venida secreta anterior. San Pablo demuestra que es el fin del tiempo: “Y así estaremos siempre con el Señor.”

¿Tres venidas de Jesucristo en vez de dos?

(375) a. Según el esquema del rapto, faltan aún dos venidas de Cristo: Una para llevarse a los suyos en el rapto y otra venida al final del tiempo. Serían la Segunda y la Tercera Venida (la Primera fue en la Encarnación).

b. La verdad es que Cristo vino en su primera venida y sólo falta la Segunda Venida. Esta venida marcará el fin del mundo. Ese día Cristo reunirá a todos: a los que estén vivos para ese tiempo, y también a los muertos los cuales resucitarán. Después de ese evento este mundo ya no existirá.

c. En la Biblia se revelan sólo dos venidas de Cristo, no tres: “Cristo se sacrificó una sola vez para quitar los pecados de una multitud. La segunda vez se manifestará a todos aquellos que lo esperan como a su salvador, pero ya no será por causa del pecado” (Hb 9,28).

El rapto para evitar la tribulación.

(376) a. Falsa evasión del sufrimiento. Los que creen que el rapto será antes de la Gran Tribulación del Anticristo piensan que sólo los malos van a sufrir ese tiempo de persecución. ¡Si esto fuese cierto, entonces el Anticristo no tendría a quien perseguir porque ya todos los fieles estarían con Cristo fuera de este mundo!

b. Olvidan que el sufrimiento tiene un profundo significado bíblico. El hecho es que Cristo sufrió y su Cuerpo Místico que es la Iglesia lleva una continua trayectoria de sufrimiento y persecución. Pero habrá una persecución final que será extraordinaria, antes del final. Los cristianos no pueden estar esperando un rapto prematuro sino que deben estar fortaleciéndose para vencer en la prueba.

c. El apóstol Pablo relata ampliamente sus propios sufrimientos en la persecución de su tiempo y nos exhorta para que no tengamos miedo de morir por Cristo en las pruebas que ciertamente vendrán a la Iglesia y a cada creyente en particular. Por eso enseña que los que creyentes que sobrevivan la persecución del Anticristo y estén vivos cuando Cristo venga no tendrán ventaja sobre los que hayan muerto en la fe. Ambos grupos se reunirán con Cristo para siempre (cf. 1Tes 4,15-17).


 

[1] LAROUSSE, «católico», en El Pequeño Larousse Ilustrado, México, 2001, p. 217.

[2] DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA. “Rapto”, en «e-Sword». Op cit.

¿El Rapto es doctrina de Cristo?

Pbro. Héctor Pernía, mfc

¿De qué trata esta doctrina?

(370) a. La palabra rapto tiene diversos significados y proviene del latín ‘raptus’. “El rapto” es el tema de numerosos “best-sellers” y de varias películas. ¡Podríamos decir que la palabra “rapto” ha sido raptada por los proponentes de una nueva doctrina! ¿De qué se trata?

b. “El Rapto” es la creencia en que habrá una venida “secreta” e inminente de Jesucristo para llevarse del mundo a los verdaderos creyentes. Estos serían física y súbitamente arrebatados de este mundo y elevados por los aires para encontrarse con Jesús. Cuándo y cómo ocurrirá el rapto, es objeto de grandes controversias entre sus adherentes. Hay tres campos de opinión sobre cuándo ocurrirá el rapto. Unos dicen que antes de la Gran Tribulación, (pre-tribulación), otros que durante y otros que después (post-tribulación).

Origen de esta falsa doctrina:

(371) a. El invento surgió de un sacerdote jesuita llamado Francisco Rivera (1537-1591). Él vivía en Salamanca, España y dividió la venida del Mesías en dos etapas; primero, de un arrebatamiento antes de la gran tribulación. Luego del arrebatamiento, él planteó que el anticristo gobernaría siete años y su gobierno traería una persecución terrible contra los siervos del todopoderoso. Luego de ese período de gran tribulación, Francisco Rivera planteó un segundo advenimiento.

b. Mucho tiempo después sus ideas fueron retomadas y difundidas por un jesuita chileno llamado Enmanuel Lacunza, en su libro ‘La Venida del Mesías en Gloria y Majestad’, publicado en 1812. Allí especula que los fieles que han recibido la comunión con frecuencia serán, hacia el fin del mundo, recogidos por Jesucristo para tenerlos seguros por 45 días mientras el mundo es castigado. Este libro fue traducido al inglés y sus ideas sobre el rapto tuvieron gran influencia entre algunos grupos de cristianos sectarios.

c. También, un ministro llamado Increase Mather escribió sobre cristianos arrebatados por los aires antes de que el mundo fuera consumido por el fuego del juicio divino. Más tarde otros publicaron ideas similares.

d. Como podemos ver, el origen de esta doctrina no es bíblico y tampoco es doctrina de la sucesión apostólica, sino invención de hombres.